Avancemos en Unidad

En las últimas semanas, me he dedicado a repensar la manera de hacer política del sector juvenil. Sostuve reuniones con dirigentes juveniles de partidos y con liderazgos de la sociedad civil organizada. Con ambos sectores, hubo temas en los que coincidimos, y otros en los que no.


A partir de ese momento, traté de llevar los encuentros de tal manera, que abordáramos completamente las agendas en coincidencia, y, propuse que, por un instante, pensáramos en la idea de ser aliados en ellas.


Sabía que no sería fácil sentar a camaradas de morena con panistas o priistas, o, incluso, que organizaciones de la sociedad civil aceptaran trabajar con partidos políticos, pero insistí.


Las preguntas principales que les hice, fueron: “¿Vamos a seguir paralizando temas de beneficio para la sociedad, por nuestra incapacidad de diálogo?”, “¿Vamos a seguir sin materializar nuestros esfuerzos, por la falta de capacidad para acordar?” Y aunque varios se negaron a aceptar que esa es nuestra situación, seguí insistiendo.


Decidí poner como ejemplo un tema legislativo real, para tratar de explicarme mejor.

En agosto de 2019, una diputada del PRD en Nayarit (con la que no tengo ningún tipo de cercanía), presentó una iniciativa que pretende obligar a los Ayuntamientos a crear los Institutos Municipales de la Juventud.


En mi opinión, dicha iniciativa debería interesarnos a todos los actores y organizaciones políticas juveniles en el Estado, por el hecho de significar un avance en la gestión pública orientada directamente a nuestro sector de la población.


Sin embargo, por pensar primero en nuestras diferencias, y no en esa grandísima coincidencia, que es la legislación en materia juvenil, la iniciativa lleva siete meses en la congeladora, esperando ser dictaminada por la comisión correspondiente.


Me gusta pensar que las cosas hubieran sido muy distintas si, desde que se presentó la iniciativa, el sector político juvenil en el Estado, se hubiera sentado a analizar la propuesta, y cada quien, desde su trinchera, hubiera empujado el tema. Sea del partido que sea la iniciativa, poniendo por delante nuestra coincidencia. (Así como este ejemplo, hay muchos)


Probablemente me reúna con más compañeros en las próximas semanas, con la única misión de convencerlos de que, nuestras coincidencias son más grandes que nuestras diferencias.


Seguiré insistiendo. Seguiré pensando que estamos muy a tiempo de subirle el nivel a la forma de hacer política desde lo juvenil. Seguiré creyendo que tenemos la capacidad de acordar y, de avanzar en unidad.


Ricardo Guillermo Tirado Ruano

Director de la Red Mundial de Jóvenes Politicos - Nayarit


59 vistas
  • Facebook icono social
  • Instagram
  • Twitter