Jóvenes en Cuarentena

Para algunas personas la juventud es sinónimo de irresponsabilidad, egocentrismo, rebeldía o ser influencers que gastan la mayor parte de su tiempo en las redes sociales y que lo único que les interesa es obtener likes y quedar bien frente a otros jóvenes que hacen lo mismo. En pocas palabras, a la juventud se le caracteriza por ser esa generación que no respeta las normas y no aprovecha su vida en algo productivo. Esta cuarentena no ha sido la excepción.


Si tan sólo hacemos una búsqueda rápida en Google, escribiendo “jóvenes en cuarentena” vamos a encontrar miles de noticias sobre la insensatez de muchos que no respetan las instrucciones de aislamiento y prefieren irse a pasear a la playa, hacer fiestas en casa, asistir a festivales y eventos masivos, así como vídeos de chicas y chicos haciendo el “Coronavirus challenge”.


Y es así como la humanidad se va decepcionando poco a poco de la juventud que no toma conciencia ni en tiempos de pandemia; pero ¿por unos pocos perdemos todos?


Al revisar mis redes sociales, me doy cuenta que no todo son tik toks y memes sobre este virus tan conocido que ya ni falta hace decir su nombre. Muchos están tomando acciones desde casa. He visto publicaciones de jóvenes docentes que ofrecen su apoyo a niños para fortalecer sus conocimientos, se comprometen a llevar comida y objetos básicos a aquellas personas que tienen que dejar de laborar debido a que en su trabajo suspendieron actividades o fueron despedidos por la situación, otros promueven el consumo local y también realizan vídeos de concientización para que la población que tiene posibilidad de hacerlo se quede en casa y aquellos que no puedan atiendan las medidas necesarias para evitar posibles contagios.


Algunos otros utilizan su tiempo para realizar acciones más personales o seguirse preparando profesionalmente, unos aprovechan para capacitarse mediante cursos on-line en ciertos temas de interés, otros toman sus clases en línea y cumplen con sus tareas, retoman aquél libro que dejaron inconcluso, conviven con su familia, juegan con su mascota, hacen ejercicio, meditan, ven conferencias en YouTube, en fin, utilizan su tiempo respetando las reglas de aislamiento.


Considero que por el hecho de ser jóvenes no debemos ser categorizados como la generación que no contribuye con la sociedad. Actualmente hay muchas redes y grupos juveniles que están creando actividades y programas para mejorar la comunidad cumpliendo con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030, respetando y promoviendo los Derechos Humanos y Derechos del Medio Ambiente. Ante esta situación, la tecnología se ha convertido en una pieza esencial no sólo para comunicarnos, sino también para continuar con nuestros proyectos y deberes como ciudadanos.


Como en todas las generaciones siempre habrá individuos que no crean en las problemáticas globales aunque las tengan en frente de sus ojos y por ende no cumplan con las medidas que establecen las autoridades o prefieren creer en información falsa donde es más sencillo leer un mensaje de WhatsApp que leer los estudios científicos o los pronunciamientos de organismos internacionales.


La juventud, donde se encuentre, conoce que los tiempos por venir serán complicados pero desde nuestra trinchera podemos colaborar un poco, ya sea en lo personal o en lo colectivo para aportar un granito de arena en salir adelante. Recordemos que esta generación es la que no debe permitirse fallar en construir un mundo mejor.




206 vistas
  • Facebook icono social
  • Instagram
  • Twitter