La decadencia del soft power mexicano y la identidad nacional

Lic. Diana Laura Rivera Valdovinos Red Mundial Jóvenes Políticos Colima

Durante varios años, México ha sufrido pero también resistido diferentes cambios políticos y culturales; sin embargo es muy poco el trabajo que se ha realizado para mejorar nuestra identidad a nivel nacional e internacional. Forjar un poder blando al cual se refiere Joseph Nye, es una estrategia completa de una política de estado que conlleve aportar nuevas oportunidades y mejorar la imagen de un país. En el caso de México, la cultura es una vertiente muy importante, para generar más turismo al igual que crear un aspecto que muestre como un país capaz de aportar algo más sustancialmente innovador a nivel internacional.

En la administración 2012-2018, el plan de mejorar la política exterior de México, llevaba consigo mostrar un país potente culturalmente y turísticamente hablando, para con ello fomentar a nivel internacional mejores oportunidades que aportaran a la economía. A pesar de tener errores, hoy en día la identidad nacional de México tanto en el ámbito doméstico como externo está siendo precaria, e incluso me atrevo a decir está afectando la política exterior, debido a la falta de interés del presidente Andrés Manuel López Obrador de Viajar al exterior, y promover sus ideales o participar en foros e instituciones, cuyo objetivo es aportar a mejores causas. Aunado a la falta de interés ante las situaciones mundiales, así como la frágil forma de responder ante cuestionamientos internos como el feminismo, o incluso la situación del Covid-19. La falta de estrategia política no solo evidencia las limitantes del gobierno actual, dañando así la identidad a nivel internacional. México no está siendo clave para aportar mejores soluciones o estrategias, en instituciones como la OEA, ONU, por mencionar algunas.

La capacidad negociadora de México, se encuentra en un desbalance, es necesario la estabilidad política para poder incrementar nuevos cambios, tanto políticos como económicos. Considero que las decisiones políticas que ayuden a generar una mejor identidad nacional, es importante enfocarnos en la dialéctica de la opinión pública. Es importante señalar que la retórica gubernamental debe ser establecida para atender los diversos factores emergentes en la sociedad.

La identidad nacional de México en cuestiones de política exterior; es el éxito mesurable de una gestión diplomática está íntimamente relacionada, en estos tiempos, con su capacidad de ser un puente para el desarrollo de la gestión económica y comercial (tomado del texto Elementos Diplomáticos de la Política Exterior de México). Una de las bases para atender los diferentes criterios de la identidad nacional de México; se debe principalmente a la toma de decisiones políticas las cuales deben utilizar aún más que nuca el factor cultural como un ente de visualización para que el mundo analice lo que es México.

Una de la estrategias para poder promover una mejor imagen de México es el cine; el cual se debe invertir aún más para que se logre reflejar lo vida mexicana. Aunado esto evitar la fuga de cerebros; esto implica que al contrario de reducir presupuesto para el desarrollo y la innovación tecnológica se invierta más para evitar la fuga de cerebros, ya que nuestro país tiene mucha capacidad y conocimiento, para competir con otros países. Pensemos como estrategas no como políticos, bien lo mencionaba Otto Von Bismarck, debemos visualizarnos al futuro, los jóvenes hoy en día son un hilo para cambiar la imagen del país, se debe invertir más en educación, intercambios estudiantiles, cumbres internacionales, aportar ideas en otro lado del mundo.

Ante todo esto, no se pretende transformar la diplomacia mexicana sino al contrario, renovar aquellos puntos en los cuales hoy con más énfasis el gobierno mexicano debe pensar, ya que la era amlonista se está tornando un poco a desatender, no solo las cuestiones que emergen en el mundo sino también las nacionales. A manera de conclusión, considero importante tomar en cuenta estos conceptos teóricos como el soft power o poder blando, ya que las relaciones tanto externas como internas de un país debe tomarse enserio, para que con ello se puedan tener medidas de negociación más eficaces y contundentes. México tiene mucho que repensar para lograr encaminar su identidad capaz de adquirir innovación así también mejorar la imagen del país que poco a poco ha estado decayendo a causa de los inadecuados comentarios políticos.




42 vistas
  • Facebook icono social
  • Instagram
  • Twitter