La importancia de hablar un idioma extranjero

Nuestro mundo se globaliza de manera acelerada. Hoy en día es requerido un nivel más amplio de comunicación para establecer una buena relación entre las personas. Hablar una segunda lengua es imprescindible en la política internacional, pero también influye en la vida personal. No todos los países tienen el mismo idioma, por lo que hablar solamente uno no es suficiente para aprovechar al máximo las oportunidades que a diario se presentan. Quienes dominan uno o más idiomas extranjeros suelen tener buena memoria y desarrollan mejor las habilidades para resolver problemas. Además de tener mayor confianza en sí mismas y ser capaces de realizar múltiples actividades al mismo tiempo.

Nuestra sociedad está en constante movimiento, las personas se trasladan de un lugar a otro por el mundo y en todo momento. A pesar de que aprender una segunda lengua usualmente es por iniciativa propia, también puede ser por necesidad, como al momento de la migración, donde adquirir una lengua extranjera posibilita acceder a nuevas oportunidades de vida y desarrollo. El hecho de poder comunicarse en otro idioma no sólo facilita el entendimiento entre individuos de distintas nacionalidades, sino que permite apreciar la cultura extranjera, forjar nuevas amistades y enriquecer el pensamiento.

En la actualidad, mientras más lenguajes se dominen, mayores ventajas se tendrán en el ámbito laboral, estudiantil e incluso en actividades recreativas como los viajes. Cada idioma es como una llave, y dependiendo de cuántos hables, serán las puertas que se abrirán en el futuro. Dominar más de un idioma brinda un vocabulario más amplio y permite expresarse de diveras maneras. Otro de los beneficios de hablar una segunda lengua es que ayuda a mantener el cerebro activo y ágil. Debido a esto, es posible prevenir ciertas enfermedades como el Alzheimer, cuyo padecimiento es menos frecuente en personas bilingües y, en caso de presentarse, los síntomas suelen ser más leves.

En conclusión, hablar otro idioma mejora el funcionamiento del cerebro, brinda ventajas tanto laborales como académicas, reduce las posibilidades de padecer algunas enfermedades mentales y ayuda a crear nuevos vínculos sociales al comunicarse con personas de otros países. Existen muchas estrategias para aprender otra lengua: clases presenciales, cursos en línea, libros extranjeros y películas en su idioma original. No es válido inventar pretextos, ya que sólo se requiere un horario destinado a practicarlo y verdaderos deseos de aprender. Sofía Campos Negrete Integrante de la Red Mundial de Jóvenes Políticos




0 vistas
  • Facebook icono social
  • Instagram
  • Twitter