La otra curva por aplanar

Actualizado: jun 10

El libre mercado promete la competencia entre los participantes, logrando la

autorregulación del mismo[1], incrementando la variedad de comodidades ofrecidas y la

disminución en sus precios, pero, ¿sería posible plantar un bosque en una maceta?, la

respuesta es definitivamente no. La anterior analogía plantea que no puede haber un

crecimiento indeterminado dentro de un sistema con recursos limitados y sin

regulación.


Existen campañas con modelos ideológicos que presentan a la población, la

oportunidad de sumarse al desarrollo sostenible, casas ecológicas, autos eléctricos,

decremento en el uso de combustibles fósiles entre otras ideas que forman parte

central de nuevos paradigmas. No obstante, si se analiza la procedencia de cada

tornillo, cada clavo y cada comodidad que se consume, todas tienen un efecto negativo

sobre el ambiente, principalmente en su producción.


Es difícil imaginar que el ambiente tenga la capacidad para permitir a los 7,500 millones

de habitantes[2] del mundo tener un auto, una casa y demás comodidades ofrecidas

por las campañas publicitarias (sin pensar en los alimentos). Se estima que en 2019 se

produjeron 67 millones de automóviles[3], sí se considera una emisión de 130 g/km[4]

solo en un kilometro de uso, el total de estos autos emitirán más de ocho mil toneladas

de dióxido de carbono al aire, pero, la catástrofe no acaba ahí, cada uno de estos autos

necesitó de una mina para explotar el metal, necesitó de una fundidora para moldearlo,

de igual forma se utilizaron vidrios, llantas, pinturas, aceites y principalmente agua, de

forma sencilla: el producir estos vehículos agotó una cantidad bestial de recursos

naturales (aún si todos fueran autos eléctricos).


Otro ejemplo común es la vestimenta. Piense que se van a fabricar 7,500 millones de

pantalones de mezclilla para toda la población del mundo; para producir un kilogramo

de algodón se requiere de 10,000 litros de agua[5], por lo tanto, un pantalón de 500g


tiene una huella hídrica de 5,000 litros de agua, en otras palabras se requiere de 37

millones de millones de litros de agua (dulce) para producir pantalones para cada

habitante, sin hablar de la contaminación de carbono en el procesamiento de la tela, el

transporte y de los colorantes arrojados al agua.


Lo peor de los datos presentados es que son actividades que ya se realizaron, no son

pronósticos, está sucediendo aquí y ahora, incluso mientras se lee esta nota se habrán

emitido en todo el mundo mas de 1,000 Ton/seg de dióxido de carbono[6] y solo en la

Ciudad de México se habrán consumido 31,000 litros/seg de agua[7]. Lo anterior

aunado a campañas que promueven el consumo de comodidades se traduce en una

explotación exponencial del ambiente.


Por otro lado el petróleo sigue siendo el combustible más utilizado en el mundo, un

kilogramo de este produce la misma energía que 3 módulos solares (de los más

modernos y expuestos todo el día al sol) ó bien se requieren 450 módulos solares por

barril de petróleo. Actualmente se extraen en México mas de 1.5 millones de barriles de

petróleo al día[8]. No hay ferrocarril, barco, avión o trailer que no requiera de los

derivados del petróleo, incluso en la fundición, en la industria textil, la farmacéutica y la

de alimentos se requiere de este combustible. En 2018 México consumió 300,000 GWh

de energía eléctrica por combustibles fósiles[9] esto equivale a 220 millones de

módulos solares, o bien cubrir la cuarta parte de toda la Ciudad de México con módulos

solares, no obstante, los módulos solares no caen del cielo, requieren de combustibles

fósiles para su manufactura, pero, ese es otro tema.

Al parecer la solución no consiste solo en promover las tecnologías limpias, sino que

tendrá que haber una fuerte regulación del mercado e intervención inmediata del

estado en la reparación del daño al ambiente. La curva a aplanar a la brevedad es el

consumo de recursos naturales y se requiere que haya conciencia sobre el impacto que

tiene nuestro consumo sobre el ambiente. ¿Cuántos planetas se necesita para

satisfacer el consumismo?.


Referencias


[1] A Smith. La riqueza de las naciones. España: Ediciones Brontes, 2011.

[2] Naciones Unidas, Departamento de Información Pública, Creciendo a un ritmo

menor, se espera que la población mundial alcanzará 9.700 millones en 2050 y un

máximo de casi 11.000 millones alrededor de 2100: Informe de la ONU, 17 de junio de

2019, https://population.un.org/wpp/Publications/Files/WPP2019_PressRelease_ES.pdf

[3] Organización Internacional de Constructores de Automóviles. Estadísticas 2019.

[Online]. Available: http://www.oica.net/category/production-statistics/2019-statistics/

[4] Agencia de Europea del Medio Ambiente. New cars’ CO2 emissions well below


Europe’s 2015 target. [Online]. Available: https://www.eea.europa.eu/highlights/new-

cars2019-co2-emissions-well


[5] Comisión Nacional del Agua. El agua virtual y la huella hídrica. [Online].

Available: http://www.conagua.gob.mx/CONAGUA07/Contenido/Documentos/

Infograf%C3%ADa%20Huella%20H%C3%ADdrica.pdf

[6] Banco Mundial. Emisiones de CO2 (kt). [Online]. Available: https://

datos.bancomundial.org/indicator/EN.ATM.CO2E.KT

[7] Secretaría del Medio Ambiente. ¿De cuánta agua disponemos?. [Online]. Available:

http://cuidarelagua.cdmx.gob.mx/consumo.html

[8] Secretaría de Energía. Sistema de Información Energética. Producción de petróleo

crudo por entidad federativa. [Online]. Available: http://sie.energia.gob.mx/

bdiController.do?action=cuadro&cvecua=PMXB1C02

[9] Secretaría de Energía. Balance Nacional de Energía 2018. [Online]. Available:

https://www.gob.mx/sener/documentos/balance-nacional-de-energia-2018


Sobre el autor


Luis Enriquez Chacon, de la CDMX, Iztapalapa. Comisión de Medio Ambiente RMJP.





0 vistas
  • Facebook icono social
  • Instagram
  • Twitter